Dulces Divinos

Juana Madrid, una de bravas

Tradición, la salsa de los bares castizos

salsa brava juana comprar las rozas

Juana Madrid es una salsa brava que aúna tradición y vanguardia, ya que se elabora como la original de 1963, con distintas intensidades de picante (1, 2, ó 3 guindillas en el tarro), y a la vez se incorporan nuevos sabores de actualidad (mango y curry, trufa y miel, cilantro y chile).

Detrás están los emprendedores Ana y Juan Manuel, que proceden de familias con sendos bares especialistas en las típicas tapas y raciones madrileñas.

El padre de Juanma todavía sigue en activo en su establecimiento de San Blas, que abrió en 1963.

El abuelo de Ana fuel creador de la receta, abrió su bar también en 1963, en la calle Alcalá por la zona de Pueblo Nuevo, después continuó su hijo Pedro, padre de Ana, que cerró hace poco debido a una enfermedad felizmente superada, y que ahora ayuda en el proyecto. Juana Madrid es fiel a esa salsa que nace en el bar de la calle Alcalá, la salsa madrileña por antonomasia, la que siempre hemos pedido en el bar de la esquina: “Una de bravas”. Con los callos, la ración más popular de los bares de Madrid, los bares castizos.

La mayoría de los expertos gastronómicos coinciden en que las patatas bravas se inventaron en Madrid a finales de los 50, y que se fueron popularizando en las siguientes décadas para extenderse después por toda España.

En Cataluña y en la Comunidad Valenciana se hicieron famosas juntando la salsa brava con alioli. La mejores que hemos probado con las dos salsas son las inimitables e insuperables de El Rincón del Puerto, en Garrucha (Almería).

 

Ingredientes de la salsa brava Juana Madrid

 

Las salsas de Juana Madrid no utilizan espesantes, ni conservantes, ni colorantes. Nada de productos químicos, sólo ingredientes naturales.

Sin gluten, ni lactosa.

Combinan con todo: naturalmente con patatas (bravas), patatas fritas de bolsa, tortilla de patatas, pollo (con alitas están para chuparse los dedos), carnes, hamburguesas, perritos, mejillones, pulpo, cangrejos de río, pescados. Con todo lo que te imagines.

salsa brava juana comprar madrid

¿Cómo hacer las mejores patatas bravas?

 

Una buena ración son 4 patatas grandes (250 g). Cuanto mejores sean las patatas más ricas estarán.

En muchos bares no las suelen freír con aceite de oliva y están muy ricas, pero si las haces con un buen AOVE, mejor que mejor.

Hay que olvidarse del mito de que hay que cocerlas previamente.

El secreto está en una doble fritura:

Primero, freírlas durante 8 ó 10 minutos a 140 º, hasta que estén tiernas (probad pinchando una y que no se observe resistencia). Retirar y escurrir.

Segundo, subir la temperatura a 180º (el aceite está muy caliente, pero no humea). Echad de nuevo las patatas para que se doren, estarán listas en 2-3 minutos.

Añadir la salsa brava Juana Madrid que más os guste. Yo suelo poner la de 2 ó 3 guindillas. A disfrutar.

Y a cantar el chotis Madrid, de Agustín Lara.

 

Comprar salsa brava Juana Madrid en Las Rozas

Ven a Dulces Divinos, a por la salsa brava Juana Madrid.

La auténtica salsa de los bares, para tu casa.

Castiza.

Juana Madrid, una de bravas
5 (100%) 1 voto

Deja un comentario